Enviar respuesta 
 
Calificación:
  • 0 votos - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
El cirujano loco .
03-06-2016, 12:25 PM
Mensaje: #1
El cirujano loco .
    [Imagen: 9780060175962.jpg]El Oxford English Dictionary es uno de los monumentos lexicográficos más importantes que jamás hayan sido realizados. En su primera edición de 1928 tenía diecisiete volúmenes y su título era New English Dictionary . Cuando se editó el primer suplemento, en 1933, pasó a llamarse Oxford English Dictionary. Esa obra, cuyo editor fue sir James Murray, contiene la definición de todas las palabras del idioma inglés, pero también sus etimologías, y se distingue sobre todo por las citas de autor que ilustran los significados de cada entrada. La tarea abrumadora de encontrar las citas apropiadas y, en especial, la primera vez que una palabra aparece en un texto literario con un sentido preciso fue realizada por un grupo de voluntarios especialmente adiestrados.

William Chester Minor, un cirujano del ejército norteamericano, fue uno de esos voluntarios. Más aún: fue el colaborador más distinguido del Oxford English Dictionary, hasta el punto de que se lo mencionó en discursos oficiales como tal. Pero mientras Minor estuvo en vida, muy pocos de los académicos que se maravillaban de la exactitud, de la elegancia y de la erudición que desplegaba Minor en su trabajo sabían que ese hombre era un asesino, que estaba loco y que había pasado la mayor parte de su vida en manicomios.


Nació en 1834 en Ceilán. Pertenecía a una rica familia norteamericana. Sus padres, protestantes, habían decidido instalarse en Ceilán para difundir el cristianismo entre los no creyentes. Minor recibió una educación severa y puritana. Cuando llegó a los 13 años, la belleza de las isleñas lo obsesionó. Se convirtió en un masturbador compulsivo, atormentado por la culpa. Más tarde, sus padres lo enviaron a los Estados Unidos para que estudiara medicina en la Universidad de Yale, donde se graduó a los 29 años. Pronto empezó a trabajar como cirujano en el ejército. En el medio militar, resultaba un hombre extraño, de una aguda sensibilidad, que se la pasaba leyendo, tocando la flauta y pintando acuarelas. Sabía numerosas lenguas extranjeras, entre ellas varios dialectos chinos.

Cuando estalló la Guerra Civil, Minor formaba parte de las fuerzas que luchaban contra los esclavistas. Le tocó enfrentar el horror de los hospitales del frente. Por si fuera poco, debió realizar una tarea que jamás se hubiera imaginado. En el ejército de la Unión, se habían enrolado numerosos voluntarios irlandeses, que no sólo simpatizaban con la causa de los antiesclavistas, además buscaban entrenarse en la lucha, para volver a Irlanda y luchar por la independencia de su patria contra el poder inglés. Pero una vez que la Guerra Civil norteamericana se transformó en una carnicería impensada, los voluntarios comenzaron a desertar. Cuando los desertores eran atrapados, se los castigaba marcándolos a fuego en la mejilla con la "D" de desertor.

Minor, como cirujano, era uno de los encargados de realizar ese trabajo infamante. Esa labor terminó por quebrar la salud mental del cirujano. La violencia que había presenciado y la que debió ejercer lo destruyeron. Una vez que se firmó la paz, siguió trabajando en el ejército, pero desarrolló una conducta escandalosa. Frecuentaba los peores bares y prostíbulos de Brooklyn. Lo enviaron, entonces, a combatir la epidemia de cólera que se había declarado en las Islas Governors. Su comportamiento se volvió cada vez más agresivo; por último, en 1868, el ejército resolvió que debía internárselo en el Hospital para Insanos de Washington DC.


Tres años más tarde, la influencia de su familia logró rescatarlo de esa institución. Los Minor enviaron a William Chester a Londres. Allí llevaba una vida desahogada, gracias al dinero que le enviaban los suyos. Se dedicaba a leer, a pintar y a tocar la flauta, pero por las noches se veía acosado por alucinaciones. Imaginaba que su cuarto era invadido por irlandeses que lo sometían a torturas y lo vejaban. Una noche, vio que en su habitación se había introducido un irlandés, resolvió enfrentarlo, tomó una pistola y se puso a perseguir esa sombra inexistente por las calles de Londres, hasta que, de improviso, se topó con un obrero, George Merrett, que, a la madrugada, se dirigía a su trabajo. Lo mató de un tiro. Después, aterrado por lo que había hecho, se entregó a la policía. Fue declarado insano y se dispuso que permaneciera internado hasta el final de sus días en Broadmoore, una institución para enajenados en la pequeña aldea de Crowthorne, a pocos kilómetros de Oxford.

En Broadmoore, tenía un trato privilegiado. En aquellos años, los internados con medios económicos suficientes podían alquilar varias celdas. Por eso, Minor disponía de dos espacios muy amplios. Uno lo usaba de dormitorio; el otro, de biblioteca y sala para pintar y recibir. También empleaba a un servidor. En esa celda, leyó un día el pedido de voluntarios para la escritura de las definiciones del diccionario de Oxford. Se postuló y fue aceptado. Nadie imaginó que la dirección del remitente era la de un asilo para alienados.

Desde el comienzo, las fichas que enviaba Minor eran netamente superiores en calidad y en cantidad a las de los otros voluntarios. En el Dictionary, se suponía que era un rico amateur con todo el tiempo a su disposición para entregarse a ese trabajo. A diferencia de lo que ocurría con las fichas de los otros colaboradores, todas las suyas , más de diez mil, fueron incluidas tal como habían sido enviadas por él, en el Oxford English Dictionary.

Murray, intrigado por la misteriosa personalidad de su principal colaborador, le escribió pidiéndole permiso para visitarlo. Minor le contestó que estaría encantado de recibirlo. Y así fue como se encontraron por primera vez en el manicomio de Broadmoore. Los dos hombres congeniaron de inmediato y se hicieron amigos. El director de Broadmoore le explicó a Murray la enfermedad del interno y le aclaró que las alucinaciones y las pesadillas seguían persiguiendo al médico. Aunque el trabajo alejaba al ex cirujano durante el día de los siniestros espejismos que lo atormentaban, la locura no había cejado.

A medida que pasaron los años, el ímpetu de Minor disminuyó y su estado mental empeoró. Acosado por la culpa que le despertaba su apetito sexual, incólume, en diciembre de 1902 Minor se cortó el pene. A esa altura, su colaboración con el diccionario ya había casi cesado.

La familia de Minor hizo varios pedidos para que, dada la edad del enfermo y el valor de su contribución a la tarea del Dictionary le permitieran regresar a los Estados Unidos. Finalmente, en 1910, Minor fue autorizado a volver a su patria. En 1915, Murray murió y Minor, que estaba en una institución para enfermos mentales de Washington, se sintió profundamente afectado. Sobrevivió cinco años a su amigo. Murió el 26 de marzo de 1920.
Encuentra todos sus mensajes
Cita este mensaje en tu respuesta
Enviar respuesta 


Salto de foro:


Usuario(s) navegando en este tema: 1 invitado(s)

Contáctanos | Histarmar | Volver arriba | Volver al contenido | Archivo (Modo simple) | Sindicación RSS